Comunidad Cañón Carretas

Cañón Carretas
Tijuana

Cañon Carretas fue una comunidad que abandonó el programa Corazón a mediados de los 90 a causa de algunos conflictos sobre las normas del programa. Gracias a los esfuerzos continuos de Kathy Faller para hacer comprender a la comunidad sobre las ventajas de formar parte de la organización, volvieron a involucrarse de lleno en Corazón en 2009.

Desde su vuelta, Kathy ha sido la guía y la principal promotora de su crecimiento como comunidad. La suya sí que es una auténtica experiencia Corazón. En palabras de la propia Kathy.

“Me encanta visitar México y la aventura de conocer gente nueva de comunidades distintas. Mi participación en Corazón me ha permitido seguir haciendo ésto además de ayudar a otras personas al mismo tiempo. Comenzó con la construcción de una casa y después creció, y ahora me encargo de repartir semanalmente las donaciones a las siete comunidades Corazón. Una de las cosas de las que estoy más orgullosa es el nuevo centro comunitario de Cañón Carretas. Llevó un par de años planificar todos los detalles, pero ahora la comunidad Corazón más reciente dispone de un lugar para un muchos programas. Los dos nuevos programas de este año son: jardinería/nutrición y prevención de la violencia de género. Estoy impaciente por ver lo qué se desarrollará en el futuro”.

Cada experiencia Corazón es única. La diversidad y la riqueza del programa ofrecen la oportunidad de encontrar ese lugar especial en el que tus habilidades y capacidades te hacen sentir como parte productiva y esencial de algo más grande que tú mismo –algo que marca la diferencia.

 

¿Qué dice la gente de Cañón Carretas sobre su comunidad?

“Los postes de luz en las calles y el sistema de desagüe han sido los mayores cambios en nuestra comunidad. Sin embargo, uno de los mayores problemas es la falta de trabajo para personas mayores de 40 años”. –María (51)

“La mayoría de adultos de la comunidad trabajan en sus casas o en fábricas. La mayoría de la juventud no va a la escuela. La comunidad es inteligente y muy capaz, pero los recursos son muy limitados”. –Yessenia (17)

 

Si su comunidad fuera un animal, ¿cuál sería?

“Un tigre, porque luchamos con garras y dientes para mejorar” -Isidro (42)