Linea de vida

Con el complejo trabajo que lleva a cabo Corazón hoy en día es difícil imaginarse sus humildes comienzos. Corazón fue el resultado de la inspiración de dos jóvenes idealistas y un ama de casa jubilada: no veían ningún problema en dejar de lado las comodidades durante un día o dos para ayudar a otros.  Hoy en día, Corazón ha conectado a más de 15,000 personas quienes comparten este sentimiento de dar.

Dona ahora para crear tu propio legado y ser parte de nuestro futuro.

historia






 

 

Primeros Inicios, 1972-1978


El concepto de Corazón nació en 1972 cuando Jennie Castillion abandonó la protección de la clase media del condado de Orange para visitar y atender las necesidades de la gente más pobre a su alrededor: los residentes de una comunidad marginada en las afueras de Tijuana, México, conocida como Pedregal. Jennie conoció allí a dos jóvenes entusiastas, Mike Echolds y Mark Vanni, también del condado de Orange, que estaban realizando de forma independiente una labor semejante. Juntos fundaron Corazón en 1978 como una sin fines de lucro y sin denominación religiosa. Por aquel entonces, las actividades de Corazón se centraron en cubrir las necesidades de las familias Mexicanas con pocos recursos, por ejemplo, proporcionando comida y cobijas.


El Comienzo, 1978-1979


Durante el primer año, Corazón se dedicó principalmente a la reparación de casas, pero en 1979 llevó a cabo su primera actividad de “One-day house build” (construir una casa en un día). Corazón comenzó a construir casas de madera triplay de una habitación. Estas casas, de un dormitorio, costaban aproximadamente unos $600 USD y, aunque eran pequeñas, eran de mejor calidad y más seguras que una casa común de una familia de Tijuana en esas comunidades. Las casas eran construidas totalmente por voluntarios que aportaban sus propias herramientas. Corazón no disponía de materiales informativos ni promocionales. No había empleados, reuniones formales ni boletines. Sin embargo, los voluntarios seguían encontrando Corazón, seguían levantandose a las 3:00 a.m. para comenzar un viaje de ida y vuelta de 20 horas. El entusiasmo por ayudar a las personas con necesidades era evidente: sólo querían ayudar y hacer una diferencia. Este fue un acontecimiento muy especial que llevó a Corazón a un crecimiento tremendo.


Casas con Corazón, 1983-Present

En 1983, Corazón re-diseñó el modelo de la “Casa Corazón”. La nueva casa medía 12’ x 20’, y se construía sobre postes de madera enterrados que le daban una altura aproximada de un pie para que en las temporadas de lluvia no se metiera el agua o se dañara tanto la madera del piso con recubierta de vinilo, pintura en el exterior e interior para proteger la madera y darle vida y color a las casas, el techo se hizo de dos caídas protegido con papel arenado, una autentica puerta exterior con cerradura y llaves, cuatro ventanas de vidrio, y una mesa de cocina de cerámica. Desde entonces, se fueron introduciendo mejoras secundarias, como un diseño para el piso más sólido y fácil de instalar. Un cambio grande alrededor de 1995 fue el empezar a usar pisos de concreto en lugar de madera. El crecimiento de la organización en México permitió a los participantes locales hacer los pisos y el ahorro en costos permitió a que la casa se hiciera de 320 pies cuadrados en lugar de 240. También disminuyó el nivel de dificultad de la construcción y los días de construcción fueron más cortos y menos intensos. Desde entonces ha habido algunos cambios menores en los materiales y los métodos de construcción, pero la casa ha sido la misma desde los últimos de la decada de los 90‘s. Se ha explorado alternativos para la construcción como casa de adobe pero no son tan prácticos para el programa de ‘Construir una Casa en un Día.‘


Decisiones acertadas de la organización, 1993-1998

El crecimiento y éxito de Corazón hizo necesario un sistema nuevo y organizado. Para poder administrar y seguir promoviendo el crecimiento de la organización al mismo tiempo, Corazón elaboró material informativo para los posibles voluntarios. Definió el modo en el que organizaciones externas podían patrocinar proyectos, formó a líderes para las diversas áreas de la organización, y adquirió bienes para alcanzar los objetivos, como camiones, herramientas y equipamiento para una oficina. En 1997, se creó un organigrama para voluntarios quienes proveían dirección y supervisión para la organización en crecimiento. Este cambio tuvo un impacto considerable en los años posteriores e incluía: una oficina y un almacén con un horario fijo, comunicaciones periodicas por medio de boletines informativos y publicaciones, un nivel ejecutivo de voluntarios y una mesa directiva cualificada. Este periodo de tiempo fue cuando Corazón empezó a madurarse, a través de la experiencia de muchos años, aprendimos y crecimos para perfeccionar un sistema para mejor atender a las familias de escasos recursos a nuestro alrededor.


Progreso, 1999-2008

Durante todo este tiempo, Corazón pasó de tener cuatro empleados a seis, lo que la convierte en una organización de voluntarios al 99 %. Los programas para jóvenes se extendieron al ámbito extracurricular, con actividades como torneos de fútbol y un campamento de verano. Corazón cuenta con el apoyo de más de 300 patrocinadores, entre los que se incluyen asociaciones, iglesias, clubes cívicos, escuelas y grupos juveniles, grupos de egresados, familias y individuos.





Corazón, 2008 – Día de hoy


Corazón ha cambiado las vidas de miles de familias y voluntarios de ambos lados de la frontera al ofrecer oportunidades por medio de una diversidad de programas diseñados para proveer una red de seguridad para nuestros participantes en México. Corazón ha construido cerca de 1,500 casas. Corazón ha atendido a más de 7,000 participantes de siete comunidades diferentes. Con la constante devoción y apoyo de personas bondadosas, como tu, Corazón seguirá cambiando vidas e inspirando relaciones de beneficio mutuo a través de las fronteras.