Clases de construcción

Con la meta de crear una comunidad autosuficiente, “Corazón” ofrece un taller de construcción de gabinetes para enseñar a participantes realizar cocinas, camas, mesas, entre otros muebles. La clase es impartida por Dave Kelly, voluntario de Estados Unidos que vive en México en la oficina de Corazon. Los participantes que tienen sus 15 horas de servicio comunitario pueden beneficiarse del taller. Entre los materiales utilizados, se encuentran madera usada donada por Deconstruction & ReUse Network.

 

Joana Ortega, en la foto a la izquierda, está haciendo muebles de madera usada para su casa. Para poder recibir los materiales necesarios para hacer los muebles, Joana dedica quince horas trabajando en la comunidad.

“He aprendido muchas cosas útiles de este taller. Dave, nuestro maestro, me ha enseñado como cortar la madera que actualmente estoy utilizando para hacer los muebles necesarios en mi casa.”

Joana Ortega Garcia (23)

 

Otra participante, Rosio Ramírez-Reyes, en la foto a la izquierda con dos de sus cinco hijos, dijo que el programa de construcción de “Corazón” le ha ayudado independizarse, no solo haciéndola autosuficiente sino también empoderándola como mujer.

“He aprendido cosas que antes no sabía. Ha cambiado hasta mi forma de pensar. Antes pensaba que por ser mujer habían ciertas cosas que eran la responsabilidad del hombre, pero ya no siento así. Mi esposo me pregunta porque no espero hasta que él tenga el tiempo para hacer cosas, pero si puedo reparar algo, lo haré!”

Rosio Ramirez-Reyes

 


LA HISTORIA DE DAVID Y MAYRA

La estructura del programa de Corazón cuenta entre otros con un coordinador de construcción y un coordinador de desarrollo sustentable. David Villaseñor y Mayra López, en la foto de arriba con su familia, son lideres en sus comunidades. David sirve como el coordinador de desarrollo sustentable, mientras Mayra, su esposa, trabaja como coordinadora de construcción. Juntos tienen cuatro hijos y han expresado apasionadamente su gratitud por los programas de “Corazón”. David expresó el impacto que el programa de construcción ha tenido en su familia. Antes, su casa era muy pequeña y con poco espacio para el movimiento de los niños, había muchas mejoras que hacer y les hacían falta habilidades, herramientas y el dinero para poder cambiar su situación. A través del programa de construcción de “Corazón” han podido no solo mejorar su condición de vida, obteniendo las habilidades y herramientas que necesitaban, sino también ayudar a los demás en su comunidad para poder hacer lo mismo. Juntos, David y Mayra han ayudado a sus vecinos reparar y ampliar sus casas, mientras cultivan una cultura de esperanza en su comunidad.

 



 

 

“Mi esposa y yo trabajamos duro en el primer piso de nuestra casa. Después, para hacer más espacio para nuestra familia recibimos la oportunidad de hacer un segundo piso de madera usada. Esperamos dos años para poder completar ese proyecto. Estamos muy agradecidos por la oportunidad.”

DAVID VILLASENOR, PEDREGAL


Donando materiales, tu podrías ayudar a que más personas como David y Mayra continúen apoyando a su comunidad.
Haz clic aquí para leer sobre nuestra campaña de donaciones.
¡Tu contribución generosa puede hacer toda la diferencia!